MARATON DE BERLIN, BREAKING THE WALL

Finisher, aunque peor marca de la tres; pero mucho más significado que en las dos restantes. Por todos los motivos: lesión, poco entreno o casi nada y sobre todo estar en Berlin. Ahora mismo estoy en la habitación del hotel son las 04.25 del 29S y me he tenido que despertar del dolor que tenia que en las piernas, pero un dolor con una gran recompensa.

PRE-MARATÓN

Todo se remonta a un 25 de Noviembre en el cual recibo la noticia inesperada de que me había quedado fuera del sorteo para obtener el dorsal para correr Berlin. Pero al parecer te daban una segunda oportunidad entrando en otro sorteo donde tuve la suerte de ser uno de los elegidos para poder estar en la línea de salida.

Hace una tres semanas, los cabeshas habíamos estado disfrutando de la Behobia, toda una gran experiencia fuera de lo normal. Yo todavía estaba un poco por las nubes después de lo bien que había ido la carrera. A finales de año después de tanta carga de kms el cuerpo me dio un buen toque y me lesione del tensor de la fascia lata; lo cual pensaba que tampoco me fuera a dar tanta guerra, pero entre una cosa y otra me pegue casi 3 meses parado. En el mes de Abril corrimos la mítica Media Maratón de Gozo en la cual tuve muy buenas sensaciones realizando una marca mejor de lo esperado.

Llegó el verano en Malta, lo que se traduce en mucho calor la gran mayoría de los días. Por lo que, nos metemos a finales de Agosto donde hay alguna pequeña tregua con el calor para poder salir a trotar, tiradas de 10km y alguna un poco mas larga. Poco tiempo para entrenar una maratón, por no decir nada cuando noto molestias en el pie derecho con la mala suerte de que la fisio me comenta que tengo unas fascitis plantar. Se ponía interesante el tema, a menos de un mes la de maratón. Las fascitis de me deja KO 3 semanas, por lo que intento salir unos días antes de marchar para Berlin, aunque las sensaciones no son del todo buenas, al menos puedo trotar un poco.
El día 26 Jueves, llegamos a Berlín con el mejor equipo que se puede llevar “mis padres”; los cuales se han comido un poco mis nervios previos al maratón, los pobres, pero se lo han pasado pipa, han hecho turismo y han vivido el ambiente de unos de las mejores maratones del mundo.

MARATÓN

Suena el despertador 6:00 de la mañana es todavía de noche en Berlin en breve comenzará amanecer, parece que promete un día espectacular de sol que en una cuidad como Berlin son muy cotizados. Comienzo a estirar durante aproximadamente 30min, principalmente la pierna derecha que es en la cual noto mayores molestías, Desayuno sin hambre y me voy directo a la ducha. A las 7:15 estamos saliendo del hotel dirección al Tiergarten donde se encuentra la salida de la maratón que tomaría comienzo a las 08.45, conforme nos vamos aproximando se empieza a notar un ambienta espectacular de maratón, salgo nervioso del hotel porque se la que me espera por delante no tenía seguridad 100% si podía acabarlo ya que no sabía como me iba a responder la pierna era una de mis mayores preocupaciones.

SALIDA

A las 8.45 toma lugar la salida Kimetto y todos los elites salen volando por el record del mundo. 8.55 tomamos salida el cajon F tiempos acreditados de 3.30 a 4.00. Salida muy emotiva con música de carros de fuego con la estatua de la Diosa Victoria en frente de la salida mas no se puede pedir, se palpaba los nervios en las caras de la gente y yo que los llevaba por dentro pensando en la que me quedaba por delante. Salida la realizamos poco a poco ya que éramos quizás el cajón mas numeroso de todos. Pasado unos kms se empieza abrir espacios aunque tampoco muchos es lo que tiene correr una de las World Marathons Mayors, te juntas con un total de 40.000 runners. Los primeros kms iba pensando en mi pierna derecha que la llevaba tocaba, pero parece que aguantaba a ritmos suaves de 5:00min-5:30min el km, el ambiente por las calles es espectacular por cada km siempre te encuentras a gente animando. Ya sean berlineses o gente venida de fuera como daneses que había muchísimos o mexicanos.
Pase la primera parte de la maratón relativamente bien sin molestias, aunque empezaba a notar el cansancio por la falta de entreno que llevaba en los últimos meses. Me iba preparando mentalmente por la que podía venir.

MURO

Allá por el km 25 conocí a un Vitoriano, un perro viejo que se las sabía todas y lo primero que me dijo fue que aflojara el carro que quedaba mucha maratón por delante. Yo le comentaba que iba bien, pero el hombre tenía toda la razón del mundo me comentaba que la 2º hora del maratón es crucial es cuando el cuerpo sufre más el esfuerzo de la maratón ya que de alguna manera esta bajo los efectos del temido “Muro” o del “hombre del mazo” que viene y te golpea sin compasión, algunas llegando a veces a dejarte fuera de carrera o echar por la borda muchos meses de entreno. Yo sin saberlo tenía al hombre del mazo soplandome en la nuca o estaba a punto de colapsar golpeando bien fuerte con el Muro y así fue.
Durante el km 33 y ya corriendo en solitario empece a notar piernas pesadas, y ni los geles y ni todo el ambientazo de Berlin me hacían tirar para llegar a Meta. Empece a tirar de más de cabeza que de físico, me auto-motivaba pensando en colegas que me daban ánimos para que siguiera corriendo. Conseguí correr hasta el km 37´8 con 3horas 30min de carrera donde tuve que parar ya que estaba completamente fundido. Pensaba que mi maratón se había acabado aquí por lo que decidí para mi reloj. Comencé a caminar que ya me costaba de por si de la ostia que me había pegado el muro.

La gente no paraba de animar, y te gritaban por tu nombre. Berlin quería tener el mayor de número finisher posible o al menos eso parecía, después de caminar un tramo largo, intente ponerme a correr, pero mi cuerpo no me dejaba. Estaba literalmente roto. La gente seguía animando y bromeaban contigo diciéndote que te esperaba una buena cerveza en el Tiergaten cuando acabara.

En el 40 no se como, pero me puse a correr. Quería cruzar la Puerta de Brandeburgo como fuese, pensaba que después de todo el sufrimiento y el esfuerzo era algo que me lo había ganado y me lo merecía. Finalizando el km 41 ya empiezas a divisar el gran pórtico enfilando Unter der Linden. Eres consciente de toda la dureza que tiene una prueba como la Maratón, pero quizás sea paradójico que todo ese esfuerzo y malos momentos sean los que mas te enganchan a correr.

741912-1040-0044s

META

Pase la meta con las piernas bien tocadas y una mujer mayor me puso la medalla, me han puesto muchas medallas, pero quizás esta fue la que mas ilusión me ha hecho. Por todo el significado que ha tenido esta maratón. Un lugar emblemático donde había vivido 5 años atrás y en aquel entonces nunca pensé que volviera a Berlín de esta manera entrando por la puerta grande y siendo finisher una vez más.

Gracias a todos por el apoyo incondicional y a mis padres por ser el mejor support team que se puede llevar, estoy convencido que repiten para la próxima.

Ahora toca pensar en la próxima maratón Barcelona, Londres, París, Praga ….

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s